Royal Queen

OG Kush x 3 Semillas Feminizadas

  • En oferta
  • Precio habitual $18.000


Originaria del Norte de California, esta cepa de cannabis se ha dado a conocer rápidamente en todo el mundo por su distintivo aroma y sus fuertes efectos. La OG Kush es una variedad especialmente única que no se puede comparar con ninguna otra cepa de marihuana.

OG Kush: una mezcla de cepas muy apreciada

Su verdadera genética es totalmente desconocida. Algunos dicen que la OG Kush es una mezcla de ChemDawg con una Lemon tailandesa y una Kush pakistaní. Otros dicen que sólo es un esqueje especial de ChemDawg de principios de los 90. Incluso se ha debatido el significado del nombre OG, con algunas versiones que dicen que significa Original Gangster. Sin embargo, ahora, gracia a sus orígenes, la mayoría coincide en que significa Ocen Grown.

Los criadores de Royal Queen Seeds han trabajado duro para desarrollar nuestra propia versión de la mítica OG Kush. Mediante el cruce de Chemdawg, Lemon Thai y Pakistani Kush, han creado una variedad muy completa, con un nivel alto de THC y un montón de terpenos afrutados. En términos generales, presenta un perfil genético 25% índica y 75% sativa.

¿Es la OG Kush la variedad más famosa de RQS?

Uno de los aspectos más indiscutibles es la popularidad de esta cepa de cannabis feminizada. Desde estrellas de Hollywood hasta raperos, pasando por consumidores de marihuana médica, la OG Kush es apreciada por la mayoría. El rasgo más distintivo de la OG Kush es su auténtico aroma fuerte y muy fresco, ligeramente cítrico, casi parecido a la gasolina o a los detergentes fuertes. El sabor de la OG Kush es fuerte y fresco por igual, con un regusto de larga duración.

La OG Kush produce un fuerte efecto mental y físico

La OG Kush, una cepa de cannabis extremadamente fuerte, aparece en la lista de favoritos de la mayoría de fumadores experimentados. El efecto es potente tanto física como mentalmente. A pesar de que su efecto es parecido a una Sativa, su genética es principalmente Indica. El efecto es tan potente y complejo como el sabor. La OG Kush necesita unas 8 semanas para florecer y, de promedio, se obtiene una cosecha de unos 500 gramos por planta.

Su nivel de THC del 19% produce un colocón que calma el cuerpo y la mente en la misma medida. Un delicioso aroma y sabor a cítricos, pino y fruta potencia ese efecto y hará que quieras dar otra calada... y otra más. Una alta concentración de los terpenos mirceno, limoneno y cariofileno son la base de su reconocible aroma.

Quienes la cultiven, podrán obtener cosechas más abundantes con técnicas de entrenamiento básicas. La poda apical al principio de la etapa vegetativa obliga a las plantas a producir múltiples tallos y más puntos de floración. Tanto el main-lining como el entrenamiento de bajo estrés ayudan a mantener el dosel espeso y tupido bajo control y con una aireación adecuada.

La OG Kush desarrolla cogollos grandes con tonos preciosos

La OG Kush es conocida por estirarse ligeramente durante el crecimiento pero pronto empieza a ensancharse durante la floración. Generalmente alcanza una altura de entre 90 y 160 cm. Sus buds son grandes y densos y forman grupos de color verde lima, cubiertos con una gran cantidad de resina. Existen muchas buenas razonas por las que la OG Kush se ha vuelto tan popular. Ahora disponible como una variedad feminizada de Royal Queen Seeds, ya puedes probar esta sorprendente cepa.